English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

BREVICUENTOS O MINICUENTOS




Enviado por EDGAR IVÁN HERNÁNDEZ
Para MONOGRAFÍAS.COM

EPINICIO

"El código del mini cuento exige que el texto que se escribe como mini cuento o mini ficción no sea un chiste, no sea un aforismo, no sea un poema, como lo ha repetido Ana María Shua."

Isaías Peña Gutiérrez

EPIGRAFE Y DEDICATORIA

Fecundidad"Hoy me siento bien, un Balzac, estoy terminando esta línea."

Augusto Monterroso (1921-2003)

Brevicuentos

1.

El emigrante

Salió de su país y cuando regresó se dio cuenta que nunca se había marchado.

2.

El diletante

El poeta logró poner su pié en el futuro y otro en el ayer.

3.

El hombre agónico

Regresó a la tibieza de hogar materno, retomó sus recuerdos, embalsamó sus heridas y volvió en posición fetal.

4.

El resentido:

Le preguntaron: ¿Por qué de su sentimiento? y éste contestó: Porque más me resiente la injusticia.

5.

El niño:

Es rey de la tarde, Dios le llama poeta, es un pájaro politonal.

6.

El sabio:

Sólo ignora: ¿cuánto hace que feneció?

7.

El niño futurista

Pudo mirar lo bueno y la tragedia; hasta ese día que asimismo no se pudo ver

8.

El viejo chabacán

Con su arcaico sentido se dio cuenta que la edad lo envilecía y entre mas envejecía, se declaraba más inocente.

9.

Hombre libre:

Hoy precisamente le fue autorizado dejar de sufrir

10.

Los recuerdos recurrentes

Era el recuerdo de su padre disparándose en la cabeza, eran los sesos regados en la casa, era insistente la fuerza que lo llevaba a terminar haciendo lo mismo. Pero él siempre se creyó diferente.

11.

Los niños del futuro:

Jugaban con rayos des-estupidiza-dores y muy poco acertaban.

12.

Los súper creyentes:

Ellos, tenían un altar para Dios y otro para ellos.

13.

El Proverbista:

Su hijo sabio, trataba de ser mejor para no pedir disculpas.

Pero el necio empeoraba.

14.

El hombre bueno

Defendía su imperfección diciendo: "los días malos no existen, todos son buenos aunque sean imperfectos".

15.

El adicto 404

Su más fuerte dosis era de amor pero su peor droga fue siempre el auto engaño.

16.

Los optimistas

Ella le dijo: Amor, si se terminara el mundo, nosotros podríamos repoblar la tierra en una noche, si nos lo proponemos. ¡Y tú lo sabes!

17.

El enterrador:

¿Qué es a lo que más le teme? Le preguntaron y respondió:

Llegar hasta la fosa común.

18.

El egoísta

Inventó un juego que nadie practicó, porque las normas no las compartió.

19.

El programador:

Programó grandes proyectos, pero a su mente nunca pudo des programar.

20.

El ciego:

La noche le tendió un cerco a su corazón y tropezó con el ayer.

21

El ex convicto

Hasta ayer, se vio huérfano de justicia.

22

El teórico

Con un encendedor en la mano, pipa y crack en la otra, se convirtió en teórico de su muerte. Su teoría consistía en inmolarse sin dañar su cuerpo.

23

El profeta del desastre

Sus hijos andan por la playa, su esposa regresara de otro país, todo el día había sonado el teléfono y él sintió un viejo pánico que le impidió contestarlo.

24

El traficante

Traficaba entre países, a las personas las trataba como cosas. Una noche decidió llevarse a sus hijos a otra nación y los dejos perdidos en un páramo. Cuando regresó a su casa, se dijo asimismo: Es demasiado tarde para arrepentirme.

25

El Albañil:

Noche y día edificó lugares que hoy lo olvidan, levantó la ciudad que lo sepultó.

26

El alumno:

Investigó tierra, mar y horizonte, todo lo que buscaba encontró y aprendiendo vivir, lo aprehendió la vida.

27

El atleta:

Se esforzó muchos años hasta que le arrebató pasos a la vida.

28

El paisajista

Puso sus ojos en la laguna y desde ahí saltaron hasta la estrella polar.

29

La maestra:

Preparaba nuevas lecciones sin digerir los viejos consejos.

30

El amante:

Era amante en días de fiesta, amante de días feriados y a los días laborales les tenía un gran temor.

31

Los jardineros:

Con ufano tesón podaban lo que florecía en el odio.

33

El cínico:

Desvergonzado, impúdico, fresco, insolente, desaforado, se ríe de sí y de todo lo que es.

34

El extremista:

Hizo suyos todos tiempos del verbo amar.

35

El niño ludópata:

Amanecía, anochecía y no descansaba de su juego contra muerte.

36

El iluso:

Pervive, inquieto, fantasioso y alegre se adjudica otra quimera.

37

El suicida:

Oye en el silencio, pasos que no volverán el próximo invierno

38

El Virtuoso

Del amor aprendió como obtener fortaleza y del dolor también asimiló la prudencia.

39

El actualizado:

El futuro y el pasado a él, le estorban

40

El abuelo Silvestre:

Su juguete fue un tren que ya no transitó cerca de su casa, su Escuela fue un río y su Universidad el valle.

41

La amistad:

En el transcurso de su vida, ella hizo gigantes a los hombres y cuando murió; ellos siguieron creciendo.

42

El huérfano:

No tiene más religión que sus muertos y escucha sus voces y le dan vida.

43

El mártir:

Regresó al corazón de la noche para adelantarse al nuevo día.

44

El luchador:

Sostiene un combate cuerpo a cuerpo contra la noche y el ayer.

45

El Pescador:

Escudriña el alba y en el mar su amor espera.

46

El panadero:

Con la piedra de todos los corazones hizo su pan, tierno y veloz ha crecido.

47

El iniciado:

Envejece alegre y solo en otro despertar

48

El inmortal

Para pervivir tenía en el pecho: amigos y hermanos

49

El poeta dialéctico

Era un joven poeta del siglo viejo y un poeta viejo en el siglo nuevo.

50

La musa

Sus pies tenían la ternura de la fruta, la suavidad de un bebe, la belleza de un ángel y en su mirada discreta se reflejaban dos lunas.


Autor:

Edgar Iván Hernández

edgarivanh[arroba]hotmail.com

eivanh[arroba]yahoo.com

Publicar un comentario

Entradas populares