English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Aprende a usar TWITTER


Cualquier persona puede formar parte de esta peculiar red social donde los mensajes no superan 140 caracteres, sólo hay que seguir unos sencillos consejos
Twitter dispone de una versión en castellano desde noviembre del pasado año, lo que ha permitido que nuevos usuarios de habla hispana se hayan acercado al servicio y poco a poco éste se haya vuelto popular. Según datos de la empresa medidora de audiencias Nielsen, en España más de un millón de personas accede de forma habitual a esta plataforma de microblogging, un sistema de comunicación que ha cambiado la manera en la que los internatuas se informan en la Red. Empezar a utilizar Twitter es muy recomendable si el usuario no quiere quedarse un peldaño por detrás de sus coetáneos, pero puede resultar algo complicado los primeros días. Sobre todo, costará entender la "jerga" que utilizan los "iniciados" y llevará un tiempo conseguir sacarle todo el partido. En este artículo se dan las claves para ser "microbloguero".
La dirección de Twitter es http://twitter.com. Lo primero que se debe decidir al acceder a la página principal de Twitter por primera vez es el idioma. Después, el usuario deberá registrarse con una clave, una dirección de correo y un apodo que le servirá de nombre en esta red social. Entre muchas otras opciones, desde noviembre del año pasado, el servicio está disponible en español y se recomienda escoger este idioma porque será más fácil entender los distintos apartados y opciones del menú, pero también porque todas las referencias y recomendaciones que el servicio realiza tienen en cuenta a los usuarios de habla hispana.
A quien haya escogido inglés, o cualquier otro idioma, se le recomendarán temas de conversación en la lengua elegida, usuarios que lanzan sus mensajes ("twits") en ésta y se le incluirá en la "anglosfera" (si escoge inglés), la "germanosfera" (si escoge alemán) u otra, frente a la "hispanosfera". Para saber qué sucede en el ambiente hispano de "twiteros", es preferible seleccionar la opción de español.

Encontrar amigos

Una vez registrado el idioma, se decide si se quiere tener la cuenta de forma privada (una opción que puede cambiarse en cualquier momento desde la pestaña de configuración) o pública, de modo que todo el mundo pueda seguir al usuario. A pesar de esta última opción, siempre es posible bloquear a ciertas personas para que no lean los mensajes.
Entre los usuarios que escriben en español, los usuarios más seguidos superan en la actualidad los cien mil seguidores
Completada la opción de privacidad, será el momento de añadir amigos o usuarios de Twitter para comenzar a leer sus mensajes. Esta operación se denomina en el argot "seguirlos". El usuario se convertirá en seguidor ("follower") de estas personas y él a su vez tendrá sus propios seguidores. Para facilitar esta tarea, Twitter dispone de una lista de personas recomendadas por la plataforma en función del idioma escogido.
Ésta también permite buscar en la libreta de direcciones de los principales servicios web de correo electrónico a los usuarios registrados en Twitter que coincidan con la agenda de contactos. De esta manera, el usuario puede encontrar de forma casi automática amigos que también utilizan Twitter.
Esta red social da a famosos y celebridades la opción de verificar su cuenta para confirmar que el usuario registrado es el personaje o su agencia de relaciones públicas, y no una parodia o suplantador de identidad, algo demasiado frecuente.

Seguidos y seguidores

Desde la página personal del usuario en Twitter, que consigue al registrarse, el apartado "following" indica el numero de personas que se siguen, mientras que los seguidores o "followers" son quienes leen al usuario. Entre quienes escriben en español, los más seguidos superan los cien mil "admiradores", mientras que en inglés sobrepasan los cuatro millones.
Lo normal es alcanzar cifras muy inferiores. Un estudio sobre Twitterpublicado por RJMetrics en diciembre, concluía que la media de seguidores es de 27, aunque la mayoría de los usuarios de Twitter tiene menos de cinco. Si se quiere elevar esta cifra de manera exponencial, basta convertirse en un "twitero" activo, publicar mensajes interesantes y buscar a otros usuarios para seguirles. Hay que tener en cuenta que la medida de la popularidad en Twitter no se basa en el número de seguidores, sino en la relación entre las personas a quienes se sigue y quienes le siguen. Un ratio de 0,5 se considera de prestigio, aunque los "twiteros" más populares alcanzan ratios de dos y tres decimales.
Al empezar a seguir usuarios, la recomendación principal es seleccionar a quienes coincidan con gustos, aficiones o temas que más interesen. De todos modos, no hay que preocuparse si el usuario escogido no resulta interesante, ya que en cualquier momento, y desde la página personal, se puede dejar de seguir al contacto.
La lista de usuarios que se siguen es dinámica y puede cambiar con el tiempo. Es recomendable que crezca de forma natural, determinada por el interés y la curiosidad, pero no por el afán de coleccionar contactos, ya que un excesivo número de usuarios para seguir puede complicar la gestión de las conversaciones y la información que éstas aportan, debido a que el usuario estará sometido a una elevada frecuencia de mensajes nuevos.
Una opción para manejar Twitter de forma más eficiente es utilizar alguna de las diferentes aplicaciones de escritorio disponibles. De esta forma, no es necesario tener abierta siempre la página web de la plataforma. Para móviles, se pueden encontrar programas clientes de Twitter para los principales sistemas operativos, como iPhone, Android, Blackberry, Symbian o Windows Mobile. Utilizar estas aplicaciones cambia la forma de gestionar el servicio, ya que facilitan la actualización y lectura constante de mensajes de forma sencilla y en movimiento.

Listas

Junto con "seguidos y seguidores", Twitter ha habilitado hace poco la posibilidad de crear listas de usuarios para agrupar a los contactos según afinidades, temas, proximidad, etc. A cada una de las listas se puede añadir cualquier usuario de Twitter, aunque estos tienen la opción de bloquear la aparición en una lista si lo estiman conveniente. Por otra parte, el usuario también puede inscribirse de forma voluntaria a la lista creada por otro, siempre que este último le acepte.

Comenzar a escribir

Twitter funciona de forma muy básica y ésa ha sido, en principio, una de las razones de su éxito. Los usuarios disponen de 140 caracteres para escribir un mensaje o bien contestar a otro usuario al pulsar sobre la pestaña "reply", o "responder" en español, ubicada sobre cada mensaje o "tweet". Esta opción puede realizarse de forma manual al escribir "@apododelusuario" delante del mensaje que se envía. Los mensajes también se pueden borrar, aunque en función del tiempo transcurrido entre su publicación y borrado, aumenta el número de usuarios que habrán podido leerlo.
En el caso de seguir a una persona que también sigue al usuario, Twitter permite enviar un mensaje directo entre ambos, para una conversación rápida de forma privada. Estos mensajes directos pueden enviarse desde la página principal o bien al escribir "d nombredelusuario" -sin comillas- delante del mensaje.
Otra funcionalidad de los mensajes, añadida a finales del año pasado, es la posibilidad de reenviar el mensaje escrito por un usuario. La función "retweet" lo replica para hacerlo llegar a los seguidores de quien le da resonancia. Esta funcionalidad se añadió después de que los usuarios de Twitter empezaran a utilizar las letras "RT" seguidas del mensaje que querían replicar de forma manual. En la actualidad, ambas formas de replicar un mensaje conviven en Twitter.

Hashtags, palabras claves

Para etiquetar temas, debates, conversaciones, noticias o "twitear" una conferencia, los usuarios utilizan una palabra clave precedida por una almohadilla (#). Así se considera más sencillo seguir un tema desde el buscador de Twitter, ya que se puede utilizar como referencia esta palabra. Otro de los usos de los "hastags" es la creación de "memes" (cadenas) sobre diferentes temas. Uno de lo más populares entre los usuarios en español es el #FF o "follow friday", que cada viernes muchos utilizan para recomendar a los contactos que siguen y que pueden ser de interés para otros.


    Publicar un comentario

    Entradas populares